la historia

Carlos Álvarez surgió hace diecisiete años en la ciudad de Bogotá como una propuesta distinta a las demás peluquerías de aquella época. Looks alternativos, colores ácidos y la moda que giraba en torno a la escena electrónica, eran parte de las preferencias de los jóvenes que frecuentaban la peluquería con el fin de prepararse para los “after Parties”. Abriendo paso a un estilo urbano y alternativo que más tarde fundamentaría los orígenes de la personalidad de la marca. 

Con el paso del tiempo los clientes más jóvenes comenzaron a recomendar la peluquería a sus familiares, lo cual llevo a Carlos a desarrollar un espacio para un público de todas las edades, conservando siempre el estilo y la filosofía que lo caracterizan; la cual se fundamenta en el respeto por ser humano y su estilo de vida. 

La disciplina, la mística y el liderazgo han sido los principios para el desarrollo de su marca, la cual ha logrado posicionarse a través de la calidad de su trabajo y la excelente atención. De esta forma los artistas de Carlos Alvarez el Taller del pelo se esmeran día a día por brindar un servicio completamente personalizado, el cual requiere del entendimiento de las necesidades de los clientes y de la capacidad de generar un ambiente de confianza. 
“La moda es una herramienta útil que nos brinda tendencias y estilos, al mismo tiempo ha permitido que las personas se abran a nuevas alternativas respecto a su imagen. Esto funciona siempre y cuando  el estilo de vida de la persona sea lo más importante y no la moda”.

Carlos Alvarez